jueves, 31 de marzo de 2011

No se porqué tengo el corazón nervioso

Mi corazón no para de dar vueltas dentro de mi pecho y no se porqué.
Le he dado mimos y le he cantado un rato pero nada, sigue igual.
He pensado en preguntarle directamente, pero no quiero que piense que soy una entrometida…
Así que esperaré a que sea él quien decida contarme lo que le hace latir tan descontrolado.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Desaparece conmigo

- Deja de picarme, TE ODIO. ¡Desaparece!

- Vale, si me lo dices así, lo haré…

- Espera... ¡No!

- ¿Qué?

- No te vayas...

- Pero si me lo has dicho, y además has dicho que me odias.

- Sabes que no te odio, que TE QUIERO, que te necesito, y aunque me molesta que te rías de mi, a la vez me encanta que lo hagas porque eso quiere decir que te importo… y sí quiero que desaparezcas, pero...

- Pero ¿qué?

- Pero que lo hagas conmigo.

 

 

Hacemos lo que queremos y el resto del mundo nos da igual

Somos fuertes, egocéntricas, listas, locas e independientes.
Somos guapas, sexys y atrevidas.
Tenemos un lado dulce y otro salvaje.
Pacifistas y vengativas según la ocasión.
Nos encanta desfasar hasta no poder más, hasta perder el conocimiento.
Nos resbala lo que piensen de nosotras.
Nada nos hace daño y nunca caemos, NUNCA.
No seremos perfectas y ¿Qué?

No somos como las demás, y tampoco nos hace falta.






Haz que se pregunten porque sigues sonriendo.

Soy la chica que mantiene el dedo del medio en el aire.


Soy a la que NO le afectan los rumores y para ser sincera es que ni me interesan.


martes, 29 de marzo de 2011

La locura es el motor del mundo.

Voy a beber hasta perder el control, voy a bailar hasta que no sienta los pies, voy a soñar con un cuento de hadas, voy a regalarte mi corazón, voy a reírme sin razón, voy a cometer locuras, voy a mostrar mi lado mas salvaje, voy a ignorar las miradas de desprecio, voy a disfrutar mi libertad, voy a quererte como jamás nadie te va a querer.
Hago lo que quiero, cuando quiero como quiero y con quien quiero, aunque eso incluya que me pierda a veces.
Vivo sin miedo a nada. Vivo sin normas ni reglas.
Simplemente vivo como quiero vivir.

lunes, 14 de marzo de 2011

Léxico de moda

Aquí os dejo un breve vocabulario sobre la moda, para las interesadas en este mundillo o que quieran entender lo que les dicen en las revistas de moda tipo Vogue. 
  • Fondo de armario: O lo que es lo mismo: los básicos. Es aquello que no puede faltar en un armario. Una camisa blanca, una camiseta negra, unos tejanos, un vestido negro, siempre tienen que combinar con todo y no pasan de moda. Si esto sucede es que ya no es un buen fondo de armario porque no los podrás utilizar siempre.
  • Stiletto: Son zapatos de tacón alto y fino cuya puntera puede ser alargada  redondeada, abierta o cerrada.  Alguien diría “de tacón muy fino y súper alto” pero su nombre correcto es Stiletto.
  • Must Have: Son las prendas, complementos, accesorios que se llevan mucho y que “necesitas tener”.
  • Denim: Lo mismo que jeans o tejanos, pero no nos referimos a los pantalones sino al tejido. Es una forma de llamar a esos pantalones más elegantes o cool.
  • Peep Toe: Zapatos con la punta del pie descubierta.
  • Vintage: Es un estilo retro o clásico, pues intentan recrear o imitar estilos antiguos que hoy están muy demandados porque alguien ha decidido que sea la nueva moda.
  • Bohemian Chic: También conocida como Boho. Implica mucha ropa superpuesta, muchos accesorios y botas. Para tener un Boho look es necesario mezclar muchos colores y texturas y elementos étnicos.
  • Look preppy: Chicas jóvenes de la alta sociedad americana. La rebeca, el pantalón de pinza, el polo, la americana entallada, y mucha pulcritud. El look de Ralph Lauren, Tommy Hillfiger, Lacoste….
  • Oversize: Palabra inglesa que significa: “mucho más grande de su tamaño”, y abarca los bolsos, sudaderas, pamelas, camisetas, pantalones,… los cuales tienen unas medidas desproporcionadas.
  • Vestido Camisero: Es un vestido con corte de camisa. Es sencillo y ligero.
  • Trench: Es una expresión inglesa utilizada para la gabardina impermeable atada en la cintura.
  • Clutch: Bolso de mano.

Clutch

Vintage

Preppy

Bohemian chic


jueves, 10 de marzo de 2011

¿Te atreves a jugar?

¿Quieres jugar?
Tengo ganas de jugar contigo, pero he de avisarte casanova, esta vez las reglas son distintas.
No estas acostumbrado a jugar así, porque ante ti todas las chicas caen rendidas.
Pero conmigo no funciona ni tu poesía ni tus caricias.
Si aun tienes ganas de jugar, te explicaré las reglas.

NO iré detrás jamás, si quieres algo ya sabes donde llamar.
Que me llames siempre, no quiere decir que vaya a contestar siempre.
Te haré esperar, porque no me gusta ser puntual.
Si un día no sales, no me quedaré en casa encerrada por ti, llamaré a mis amigos y por favor no preguntes a donde fui.
Saldré por ahí sin avisar, sin darte explicaciones y da igual que las pidas, seguiré sin dártelas.
Hablaré con otros chicos y quedaré con ellos, porque no eres el único en mi juego.
No quiero que te enamores de mí, porque mi corazón nunca podrá pertenecerte.

Si rompes algunas de estas reglas, acabará el juego y vendrá otro a jugar en tu lugar.
¿Te atreves?


miércoles, 9 de marzo de 2011

Estúpido corazón

Conseguí olvidarte, aprendí a vivir sin ti…pero si te veo…tendría que empezar de nuevo.



Seguro que a más de una os pasa lo mismo.
Lo dejamos con un chico, pasa el tiempo y creemos que está olvidado.
Pero nuestro corazón aun sigue latiendo muy deprisa si le volvemos a ver, o pega un vuelco si le recordamos al escuchar su nombre, el mote cariñoso por el cual le llamábamos o el nombre de su pueblo.
Por que en realidad nunca llegamos a olvidar del todo a esa persona que nos marcó tanto en nuestra vida.



Always you´ll be my angel...

sábado, 5 de marzo de 2011

Smokey Eyes

Hoy voy a elaborar un tutorial paso a paso, para que podáis maquillar vuestros ojos al estilo “Smokey eyes”.
Unas ya sabréis, y otras aun estaréis buscando videos en youtube para aprender. 

Julia Roberts, Angelina Jolie, entre otras, utilizan este estilo de maquillaje, y con ello ganan ojos más seductores, sofisticados y además de la posibilidad de jugar con las formas, porque si tenemos los ojos grandes podremos hacer creer que son más pequeños y viceversa.

El Efecto de Ojos Ahumados

El ojo ahumado es una forma genial de marcar el contorno del ojo. Al aumentar la intensidad de la línea y de la sombra lograrás que los ojos se vean más atractivos e incluso felinos. Con el rimel obtendrás una mirada mas pronunciada, sensual y provocativa.
Este estilo, por su fuerza, no es recomendable utilizarlo para todo, empléalo mejor para eventos de noche (fiestas, reuniones…) aunque si juegas con los tonos claros y oscuros, es decir, si suavizas el efecto y no se ven tan agresivos, si puedes utilizarlo en el día a día.





Preparar el área (Opcional)
Si no tienes prisa y quieres unos ojos perfectos, aplica corrector por debajo de los ojos, en el área donde se marcan las ojeras, y también en los párpados superiores.
Pero si te saltas este paso, como no eres una profesional, no importaría, porque después con una buena base de maquillaje te hará un efecto similar.
Puesto que la finalidad del maquillaje al igual que los correctores, es hacer desaparecer cualquier imperfección que tengamos en la piel (Granitos, poros…)

Smokey eyes, paso a paso

• Delinear. Para delinear te recomiendo usar un lápiz negro o marrón, que son los tonos básicos empleados para este estilo, pero también puedes utilizar verdes, azules, morados y obtener nuevos efectos.
Haz una línea que esté bien pegada al borde del párpado superior. (Esta línea no debe ser demasiado ancha, ya que después hay que difuminar).
Haz lo mismo con el párpado inferior.
Si tus ojos son pequeños, lo que debes hacer es ponerte el delineador de la mitad del ojo hacia la parte exterior. Si por el contrario, tienes ojos grandes, lo mejor es hacer la línea completa, a todo lo largo del ojo.

• Difuminar. Con un pequeño pincel, esparce un poco el color de delineador que te acabas de poner, de tal forma que las líneas se difuminen.
Usa el pincel para aplicar la sombra comenzando en la parte interna del ojo y siguiendo la línea en dirección a la parte externa del ojo.
Aplica la sombra formando una “V” lateral.
Extiende la línea de la sombra hasta la mitad, deteniéndote encima del iris.
(Ojo no te pases con la sombra, quieres crear humo, no que desaparezcan tus ojos entre tanto gris)
También aplica la sombra en el área debajo del ojo.

• Sombra oscura. Aplica la sombra oscura (café, gris oscuro si has empleado delineador marrón o negro) sobre los bordes de las líneas que trazaste con el delineador.

• Sombra más clara. Posteriormente aplica una sombra más clara en el párpado superior, en el área que se encuentra cerca de las cejas. Esto te brindará un toque de luz. Por último difumina la unión de las dos áreas y aplica máscara negra en las pestañas superiores e inferiores para remarcar la mirada.

Con estos pasos obtendremos unos ojos completamente “ahumados”.

Pero si no quieres cargarlos demasiado, puedes obtener esa forma solo en la parte externa del ojo:

  • Cuando te apliques la sombra base, utiliza un tono mas claro y aplícala sobre el parpado movible.
  • Luego aplica la sombra gris o negra comenzando en el exterior del ojo y avanzando hacia el centro del ojo. Después difumina ligeramente desde casi el exterior del ojo, hacia arriba y a la derecha.



Como he dicho anteriormente, no es necesario que se utilicen solo los tonos típicos (negros, grisáceos, nacarados) podéis utilizar cualquier color, emplear matices oscuros de violeta, azul marino, verde, entre otros.







“Los ojos tienen un gran poder a la hora de causar una buena impresión”

viernes, 4 de marzo de 2011

Los siete pecados capitales de la moda

La moda es una dulce tentación que nos puede hacer caer en los siete pecados capitales, al comprarnos algo tan simple como un bolso o unos “Peep Toe” nuevos.             
  • Lujuria
“Nunca subestiméis a una mujer en tacones y mucho menos si está vestida para triunfar

No hay nada como subirse a unos buenos tacones de aguja para sentirnos mas sexys y seguras de nosotras mismas.
Si a esto le añadimos una bonita lencería negra, ten por seguro que despertaras la pasión de cualquier hombre y tendremos elevada nuestra autoestima.
Y, ¿Por qué negra? Porque el color negro ayuda a estilizar nuestra figura y a la vez podemos insinuar las armas de mujer que poseemos. Es una buena elección si estas pensando en una noche loca con tu chico.

  • Gula
“Tu cuerpo es perfecto y los demás lo verán así, si tú también lo haces”

Las mujeres vivimos sometidas en la eterna presión del peso.
En el caso de la moda, no sería realmente Gula, porque no provoca que comamos mas, si no todo lo contrario, cada vez nos fijamos mas en las calorías que aparecen escritas en el dorso de los yogures, flanes o cualquier otro alimento.

Ver modelos delgadísimas, mas finas que el nuevo modelo de iPad, nos hace obsesionarnos con nuestro peso, y que hay que decir de esas amigas o conocidas que nos dicen “¿Has engordado no?” (Slut).
Todo esto nos hace vernos más “rellenitas” de lo que en realidad estamos, y el espejo, que días atrás nos adoraba, y con el cual nos dábamos besitos, dejando la marca de nuestros labios plasmada, se puede convertir en nuestro peor enemigo.
Las tiendas no se quedan atrás, es cada vez mas normal ver en las tiendas vaqueros con una cintura minúscula en la que solo entra la Barbie, o tiendas que nos hacen sentir que hemos engordado solo con pasar de la tienda de enfrente a la que estamos ahora. Es decir, vas a una tienda donde tu talla correspondiente es la 36 y te queda perfecta, pero sales y te vas a la tienda de enfrente y allí, para tu sorpresa, ves que ahora no usas la misma que hace dos segundos, sino que esa marca o empresa que fabrica esos determinados vaqueros, ha decidido que ahora uses la 38, y la usas, porque la 36 no te entra ni aunque te embadurnes el cuerpo en mantequilla.

Nos obsesionamos por conseguir un cuerpo “palillo” sin gracia, cuando ya teníamos un “tipo” perfecto y con curvas.
Nos sometemos a dietas sin hacernos falta, hasta que al final aquellos pantalones ceñidos que nos quedaban preciosos y nos hacían un “tipazo”, ya no nos hacen el mismo efecto, porque nuestro precioso culo ha desaparecido. Y sin embargo, no nos damos cuenta del daño que nos hacemos.
  • Avaricia
       Sé avariciosa”

¿Quién no ha tenido esa sensación irrefrenable cuándo llegan las rebajas?  
Querer comprar todo lo que vemos, la tienda entera, blusas horteras que luego no nos pondremos, vaqueros que nos quedan tres tallas más grandes, empujar a la que tenemos al lado para que no llegue antes a la sección de zapatos, coger un bolso, dejarlo en su sitio porque no nos gusta, y volverlo a coger cuando vemos que otra se acerca a por el, es decir nuestro cerebro solo piensa en “me voy a fundir la tarjeta de crédito”.

Y que decir, cuando llega la “Nueva temporada”, y vemos la tienda decorada con miles de colores que nos llaman la atención, esa música de ambiente que en algunos sitios te hacen sentir que estas en una discoteca y te dan ganas de pedirte un “Martini” y bailar entre la sección de zapatos y la zona de accesorios, esos dependientes tan guapos y bien trajeados que parecen sacados de un anuncio de “Tommy Hilfiger o Armani”, ¿cómo no vamos a pasar? Todo nos incita a entrar en la tienda y meternos en el probador con cien cosas.

Compramos por capricho, sin sentirnos culpables al “derrochar”, inventamos millones de excusas para evadir la culpa.

  • Pereza
“Levántate del sofá y sal a pasear, nunca sabes a quien puedes conocer”

Este pecado es uno de los peores, ya que cuando estamos vagas no sólo no nos conjuntamos bien, sino que nuestro maquillaje también da pruebas del atentado estético que estamos cometiendo.
Cuando nos levantamos con el tiempo justo para ir a algún lado, nos ponemos lo primero que pillamos y nos maquillamos a una velocidad impresionante, sin fijarnos en los detalles, como las pequeñas manchas de rimel o la raya del “Eyeliner” que se nos ha corrido.
Elegir la ropa por la noche si no queréis que la gente se os quede mirando en el autobús y no precisamente por lo guapas que sois, que también, sino por el arco iris andante en que os habéis convertido.
Llevad siempre con vosotras un set de maquillaje, nunca sabréis con quien os podéis encontrar en el restaurante o en el bar de vuestra esquina.
Y si aparece el hombre de vuestros sueños ¿qué preferís asustarle y que salga corriendo por la salida mas próxima o inducir a que se quede y nos conozca?

  • Ira
“Demuestra que contigo no se juega”

Hay un momento único en el que desplegamos todas nuestras armas y es cuando otra mujer coge la pareja de ese zapato tan ideal que tenemos en la mano.
Hay dos opciones: Podemos ser diplomáticas y explicarle con amabilidad que Tú los viste primero y esperar a que la otra persona lo entienda y te devuelva el zapato amablemente, o la más común, lanzar una mirada asesina, para intentar que se de cuenta, que Tú lo tenías primero y que harás lo que sea por llevártelo, pronunciar interiormente todos los insultos que conoces y marcharte con el zapato en la mano para que no se pueda llevar el par.

  • Envidia
“La provoco, jamás la siento”

La sienten las demás, al vernos aparecer con nuestro modelito nuevo, nuestras gafas Ray-Ban nuevas, nuestra manicura perfecta, y el bolso perfectamente conjuntado con los zapatos.
Notarás que la provocas cuando te hacen un repaso de arriba-abajo, cual radiografía, mientras te sonríen de forma forzada o cuando forman un coro y empiezan a cotillear entre ellas, observándote de forma descarada, que solo les falta señalarte con el dedo y decir “Bruja, bruja, es una bruja”.
Por su mente pasarán frases como “Joder, ojala tuviera esos zapatos” o “Lleva el jersey de Lacoste que tanto me gustaba y no pude comprarme, ¡mierda!”, sin embargo, de sus labios saldrá simplemente una frase “¿Qué mala cara traes no?”

  • Soberbia
“Nadie es mejor que tú. Luce tu soberbia”

La soberbia es aquello que nos hace ser altivas, arrogantes y vanidosas, es decir ser demasiado presuntuosas.
¿Cuándo nos volvemos así?
Cuando esas arpías envidiosas forman el coro y empiezan a cotillear sobre ti, tú tienes dos formas de actuar. Si eres tímida, por muy guapa que seas, te cortarás y te irás a una zona apartada donde dejen de mirarte, seguramente seguirán hablando de ti, ahora sin tapujos porque no las oyes, pero tú prefieres no saber lo que dicen de ti; sin embargo si eres mas descarada, no te esconderás, al contrario, irás mas erguida(como si te hubieran metido un palo por donde tú ya sabes) andarás mucho mas sexy de lo que sueles hacerlo, meneando las caderas de un lado a otro, y pasarás cerca de las “cotorras” con la cabeza bien alta, como diciendo, “Por mucho que lo disimuléis, ambas sabemos que me envidiáis”.
Que solo te falta decir “adorarme pequeñas mortales”.

Y ahora confiesa, ¿Cuáles son tus "pecados" de Shopping-adicta?



miércoles, 2 de marzo de 2011

Mírame, Admírame

No voy de soberbia pero, por que mentirnos, me encanta ser el centro de atención, me gusta que me miren mientras me contoneo con mis tacones nuevos y mis uñas “azul diamante” de Channel.
No voy de sobrada pero, para mi es un orgullo saber que te mueres por ser como yo.
No, no voy de nada y a la vez todo.
Provoco envidias sin buscármelo, soy el tema central de muchas conversaciones, pero ¿Por qué?

No soy perfecta, ni lo pretendo, porque lo perfecto al igual que lo rutinario aburre.
Soy de las que cuando llegan tarde se disculpan con una sonrisa en los labios, soy muy cabezona y rara vez doy mi brazo a torcer.
Soy muy orgullosa.
Primero actúo y luego pienso.
No voy detrás de nadie, ellos vienen detrás.
Soy impredecible, caprichosa y coqueta, y a veces un poco vergonzosa.
Soy la que si veo a alguien llorar y veo que no puedo hacer nada, me uno.
No soy la hija perfecta, pero tengo mi cuarto ordenado.
No paro quieta, hago muchas tonterías, y rozo la locura.
No sigo las normas, no sigo a nadie, a ningún líder.
No soy alta, aunque con unos tacones altos podría pasar por modelo de revista.
Hago siempre lo contrario de lo que me suelen aconsejar.
Paso de las ataduras porque me agobian, prefiero los “affaires” de una noche.
Adoro la moda y soy amante de la noche.
Lo doy todo en las fiestas y soy la última en irme.
Aunque siempre estoy riendo, puedo cambiar de humor y ponerme echa una fiera, pero se me suele pasar muy rápido.
Otras sin embargo puedo llegar a ser muy cruel.
Me gusta ganar cada batalla, es tan gratificante.
Gasto sin sentirme culpable, me gusta fundirme todo el dinero de la tarjeta de crédito.  
Adoro como soy.

Debe ser que soy única en mi especie y eso te duele.
Porque no puedes ser como yo, ni siquiera en sueños.
NO puedes superarme.

Unos desean el talento y otros lo tienen.