martes, 21 de junio de 2011

No finjamos ser algo que no somos

Y ahí, sentada en la cama comprendí que aquello se había acabado.
Él alguna vez ¿me amo?, quien sabe, pero la respuesta ya poco importaba.

Yo seguía amándole pero había llegado ya a un límite y no podía hacer más.
Solo podía dejarle marchar.
Y si en algún momento él recapacitaba y deseaba volver a mi vida, tendría las puertas abiertas.

viernes, 10 de junio de 2011

En un beso te diré todo lo que he callado

No quiero otros labios, otros besos, otras miradas, otros abrazos…
Solo te quiero a ti, y no me valen otros “te quiero” si no proceden de ti.
Sé que a veces soy testaruda, cabezona, orgullosa…
No sé controlarme.
Soy buena escondiendo lágrimas y dando a entender que no me importa.
Pero lo que no sabes es, que cada día que pasa te quiero más.
Sí, a pesar de todo, de los enfados y las tonterías, te quiero y no puedo evitarlo.