sábado, 23 de julio de 2011

¿Qué fue del romance?

Ayer hablando con unas amigas sobre los chicos con los que se están liando este verano, los chicos a los que han dejado para poder disfrutar del verano y otros a los que han usado como pañuelos, me hizo preguntarme ¿ya no está de moda las relaciones serias?
El verano es la excusa perfecta para poder tener líos de una noche y pasar de los compromisos, porque solo queremos disfrutar del verano sin rallarnos y vivir esa libertad, disfrutarla al máximo.
Pero ¿qué excusa tenemos durante el invierno? Acaso ¿nos hemos hecho alérgicos a estar exclusivamente con una persona?

Antes lo raro era que tuvieras muchos rollos y un novio serio en toda tu vida, ahora lo raro es que llegues a tener algo serio en algún momento de tu vida.

Se esta perdiendo el romanticismo, las primeras citas en las que sientes ese cosquilleo con solo mirarle a los ojos, sin necesidad de tocarle o besarle, solo con sentir su aliento cerca de nuestro cuello.
Los nervios en la despedida, porque tu boca desea fundirse con la suya, pero tu cabeza te dice “espera a la siguiente cita, no corras, hay tiempo”.
Ir al cine y a la oscuridad de la sala mirarle de reojo y sonreír como una tonta porque estás feliz.
Salir de cena juntos y hablar de mil temas, aprender a confiar en esa otra persona.
Poder contarle todo sin miedo, porque sabes que aunque no lleguéis a algo más, siempre podrás contar con él como amigo.

En eso se basa las relaciones, no solo en el sexo, si no en poder contar siempre con la otra persona, para lo bueno y lo malo.

Los rollos no son malos, pero te llenan y te hacen sonreír solo en el momento, las relaciones serias SIEMPRE.