miércoles, 28 de diciembre de 2011

El orgullo es el peor de nuestros enemigos

Es verdad lo que dicen, que muchas veces vemos reflejada nuestra vida en las películas, cuando echamos en falta a alguien o cuando anteriormente nos sucede algo o decimos algo, que casualmente después pasa lo mismo en la película.

Y es ahí, cuando te paras a reflexionar, a pensar y a veces a llorar…llorar sin ningún motivo y a la vez con muchos, porque algo, cualquier cosa insignificante para  otros, para nosotros verla en esa película nos hace temblar, ponernos la piel de gallina y todo ¿por qué?, por recuerdos e imágenes que nos vienen a la cabeza.

Te das cuenta de que las cosas hubieran podido ser diferentes (quizás) si nos hubiéramos comportado de otra manera o si no hubiéramos puesto tantas barreras.

Barreras, que nosotros mismos ponemos para evitar lo que igualmente va a pasar, solo que sin ninguna solución favorable.

Y queremos decir muchas cosas, volver el tiempo atrás, pero no podemos, porque el pasado no puedes cambiarlo, y las cosas, todo aquello que queremos decir, no lo decimos, por miedo, por orgullo, por millones de razones estúpidas, cuando todo se resume a un “lo siento” a un “ te echo de menos” o a un “te quiero”.



**

Hay veces en las que queremos decir cosas, pero que no las decimos por ese estúpido orgullo que tenemos.


photography-9c430a9b0063048cfcb3000057a3090a_h_large

domingo, 18 de diciembre de 2011

Porque ser mala es más divertido

Las mujeres tenemos que ser buenas. O por lo menos aparentarlo. Nos lo metieron en la cabeza desde niñas a fuerza de fábulas y de cuentos de princesas. Tenemos que ser educadas, dulces y sumisas. Y todo ¿para qué?, para que luego los demás no nos respeten, ni nos tengan en cuenta. Por que a diferencia de los cuentos, las buenas no se llevan al príncipe azul y no se comen las perdices tan fácilmente, les cuesta sudor y lágrimas. 
Luego hay otras, las chicas malas que sin apenas esfuerzo consiguen todo. Sí, esa malvada orgullosa que hace de su maldad una fiesta, una bruja que siendo bruja se come las perdices igual.
Sin duda alguna, prefiero ser esa chica mala, esa que hace sufrir y no es la que sufre, esa que enloquece y domina, la que engaña y no la que es engañada.
Esa, que en las películas se viste con ropa provocativa, que se pone zapatos de tacón que dan vértigo y que fuma descaradamente echando el humo en la cara de todos los que le ponen el corazón a sus pies.

Actúo como quiero, digo lo que pienso, soy como quiero ser, soy yo misma sin importarme la imagen que doy por ello, sin preocuparme de gustar siempre a los demás ni de lo que piensen de mí.  Algunas veces soy dulce, cariñosa, buena…todo un angelito y otras veces soy arrogante, egocéntrica, lujuriosa, orgullosa…todo lo que pueda llegar a ser. Porque siendo buena no llegas a ninguna parte, y ¿Por qué mentirnos? Porque no es tan divertido.



miércoles, 14 de diciembre de 2011

End

Durante mucho tiempo, te he dejado las puertas abiertas, pero eso se ha terminado.

Siempre has entrado y salido de mi vida como has querido en estos dos últimos años, cuando mejor estaba, cuanto mas feliz estaba, regresabas a mi vida para luego desaparecer, una y otra vez.
Dejando en cada ocasión, un vacío que tardaba en llenarse.



Pero eso se ha terminado, porque ya no soy la de entonces y esto ya no va a ninguna parte




jueves, 8 de diciembre de 2011

El amor de tu vida.

El primer amor, el que fue el amor de tu vida, nunca se olvida.

Aquél, que no teniendo porque ser literalmente el primero, te hizo sentir cosas que ningún otro ha logrado, por mucho que se haya esforzado.
Aquél por el que perdías la noción del tiempo.


Era la persona por la que dabas todo, por la que no te importaba meterte en líos.


El que te robaba las sonrisas aunque también las lagrimas, el que te enseñó de verdad lo que significa “amar”.


Pero, por lo que identifica a esa persona como el “primer amor” o “el amor de tu vida” es porque, aunque pase el tiempo, siempre le acabas recordando.
Quizás ya no sientas nada, (o al menos eso piensas), pero tu corazón sigue dándote pequeñas punzadas cuando oyes su nombre.

Los recuerdos te inundan cuando vas en coche y lees el cartel con el nombre del pueblo o ciudad donde vive.
Las canciones que antes no te emocionaban, ahora te provocan lágrimas porque piensas “Esa la escuchaba el día que fui a verle”.















Aunque pase el tiempo, aunque llegue un momento que ya no sientas nada, siempre, una parte de ti permanecerá con él.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Las amistades cambian, al igual que las personas

Un día estás saliendo con unas personas y al otro, tienes gente nueva en tu vida.
No todos los amigos son para siempre, hay unos que se marchan tarde o temprano, y  luego hay otros que son los que permanecerán a tu lado siempre.
Y aunque a simple vista es imposible averiguar quienes son estos últimos, siempre puedes hacerte una idea por los lazos de unión que estás creando.

Los que permanecen, esos son los amigos de verdad.
Porque a pesar de que luego viváis en ciudades distintas, siempre sacaréis tiempo para poder veros, u os llamaréis para poneros al día de todo.



¿Sabéis que es fácil?
Reconocerlos, saber quienes son esos amigos de verdad.
A ver, siempre puedes llevarte una decepción porque al que creías tu amigo, te ha dado una puñalada, pero quitando a indeseables así, sabrás quienes son tus amigos de verdad porque estarán a tu lado para lo bueno y lo malo, serán tu apoyo, tu pilar.
Te dirán las verdades a la cara, duelan o no.
Serán como tus hermanos(as) porque no te juzgaran jamás, pero si opinarán y aconsejarán como ellos.



Yo me estoy dando cuenta de quienes son esas personas y ¿vosotros?

domingo, 4 de diciembre de 2011

Ser originales, please!

No quiero que este texto suene pretencioso pero, no estáis hartas de que os ¿copien?

Vosotras empezáis una moda, un estilo.
Creáis algo nuevo como un blog, por ejemplo, o no se, os da por cambiar la decoración de vuestra habitación, cualquier cosa que se os ocurra de ejemplo.
Y siempre hay alguien que os copia, da igual si es cercano o lejano, amigo o enemigo, siempre hay alguien.
Y eso es porque le encanta como sois, vuestra forma de ser, de actuar, de moveros.
Vuestro estilo, vuestra forma de relacionaros y encajar siempre.
En general, adora como sois.

Y por si no lo sabéis, la “imitación” es la mejor forma de demostrar admiración.

Pero una cosa es que algo de nosotras les guste e intenten seguirlo y otra ya, es cogernos envidia precisamente porque no pueden ser como nosotras.
Me explico.
Eres siempre el centro de atención, pero ella o ellas no pueden.
Te maquillas de una forma, que a ellas jamás les quedarían bien.
Siempre eres tú la que ligas, la que mas gustas a los tíos primero, ellas no.
Tú eres la menos vergonzosa, la más lanzada, la más fiestera, la más cañera, la más todo, y ellas no pueden serlo, porque no lo llevan dentro.
Y todo esto, tú no lo haces a posta, simplemente te sale solo, porque eres así y ellas para poder serlo deben “forzarlo” y aun así no les sale bien.

Desde aquí os digo, a todas vosotras, ser vosotras mismas, no intentéis ser alguien que no sois.
Porque cada una brilláis por un algo que os hace especial, únicas y diferentes a las demás.
Ser vosotras mismas y os daréis cuenta de cuanto valéis.


sábado, 3 de diciembre de 2011

The blonde are not stupid!

Si sois rubias y con el paso del tiempo vuestro pelo se ha oscurecido, este texto va para vosotras.

Yo de pequeña tenia el pelo rubio, aunque no era demasiado claro y como a muchas, con el paso del tiempo, se me fue oscureciendo, quedando un tono “rubio oscuro” o “castaño claro”.

Para conseguir volver a tener ese rubio(o aumentarlo), hay dos formas:
  • La primera, que no haría falta mencionarla, porque es la más utilizada y por tanto la más obvia, es ponerse mechas rubias. De esta forma el pelo queda muy natural y consigues el rubio que deseas.
(Éste es el método que yo siempre uso)

  • La segunda. (Por la cual he hecho este texto de hoy)
Usar un champú especial para aclarar cabellos rubios.
Hasta hace bien poco no sabía que existían estos productos, pero hace dos semanas hablando con una amiga, me dijo que estaba utilizando un champú aclarador, y que le iba muy bien, así que decidí probarlo yo también.
Y la verdad es que va fenomenal, porque ya se van notando los efectos.
(Pero ojo, solo sirve con cabellos que en su día fueron rubios y se han oscurecido, nunca valdrían con otro tipo de cabellos, porque no son tintes, es decir si tienes el pelo negro o una base muy oscura, jamás te valdría ni te haría efecto porque lo que hace es aclarar no teñir.)

Los geles que mejor acogida tienen son:
Keranove, John Frieda y camomila intea.
De estos tres, yo uso el champú de Keranove y un spray de John Frieda.
Lo que mejor va es el champú, porque en realidad la finalidad del spray es conseguir reflejos rubios pero no aclarar el pelo entero.


Aquí os dejo sus páginas Web y un video explicativo, para que les echéis un vistazo si queréis:
¿Os atrevéis a usarlos?
Deslumbraréis más que el Sol.