lunes, 5 de diciembre de 2011

Las amistades cambian, al igual que las personas

Un día estás saliendo con unas personas y al otro, tienes gente nueva en tu vida.
No todos los amigos son para siempre, hay unos que se marchan tarde o temprano, y  luego hay otros que son los que permanecerán a tu lado siempre.
Y aunque a simple vista es imposible averiguar quienes son estos últimos, siempre puedes hacerte una idea por los lazos de unión que estás creando.

Los que permanecen, esos son los amigos de verdad.
Porque a pesar de que luego viváis en ciudades distintas, siempre sacaréis tiempo para poder veros, u os llamaréis para poneros al día de todo.



¿Sabéis que es fácil?
Reconocerlos, saber quienes son esos amigos de verdad.
A ver, siempre puedes llevarte una decepción porque al que creías tu amigo, te ha dado una puñalada, pero quitando a indeseables así, sabrás quienes son tus amigos de verdad porque estarán a tu lado para lo bueno y lo malo, serán tu apoyo, tu pilar.
Te dirán las verdades a la cara, duelan o no.
Serán como tus hermanos(as) porque no te juzgaran jamás, pero si opinarán y aconsejarán como ellos.



Yo me estoy dando cuenta de quienes son esas personas y ¿vosotros?

1 comentario:

  1. ¡Me encanta el texto!
    Es cierto todos los que dices... Todos somos viajeros en vida ajenas, pero sólo unos pocos se quedan y merecen la pena y otros se largan como si nada.. Es ley de vida...
    Vamos a tener muchos conocidos, pero muy pocos amigos y en quién confiar sobre todo, y más cuando estemos cayéndonos, sólo a quien verdaderamente importamos nos ayudaran...
    Al fin y al cabo, los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de una mano...

    ResponderEliminar