martes, 24 de abril de 2012

Todos los días de mi vida


-Prometo ayudarte a amar la vida, abrazarte siempre con ternura y tener la paciencia que el amor exige, hablar cuando hagan falta palabras y compartir el silencio cuando no. Consentir, disentir respecto al pastel de terciopelo rojo, vivir al abrigo de tu corazón y llamarlo siempre hogar.




 -Prometo amarte locamente en todas las facetas de tu vida, ahora y siempre. Prometo no olvidar jamás que este es un amor único en la vida y saber siempre en lo más profundo de mi alma que no importa que desafíos puedan separarnos; siempre hallaremos la forma de volver a unirnos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario