viernes, 11 de mayo de 2012

Apuestas

Hay personas que no les importa apostar todo por otra persona, y otras que prefieren apostar por ellos mismos.
En mi caso, yo era de las del primer grupo, no me importaba dar todo por la otra parte, pero llega un punto en que te cansas de dar y no recibir, así que a partir de ahora solo apostaré por quienes de verdad lo merezcan, pero sobre todo, solo apostaré por mi.




1 comentario:

  1. A veces cuando actuamos damos sin querer recibir nada a cambio, pero cuando la gente no está ahí pues te acabas cansando y decides mirar más por ti.

    ResponderEliminar